Viento a favour

Por: Luis Vicente de Aguinaga

Conviene acelerar

antes que todo se detenga.

 

Los años tardan siglos

ahorrando, acumulando meses, viernes, minutos

que gastan luego con remordimientos.

Cuando se nieguen al derroche

y mantengan en ceros los cronómetros,

medirán sin sentido

el tiempo fijo de la tierra.

 

En el atardecer quedan vestigios

de noches anteriores,

mañanas que no llegan a formarse.

 

Yo vivo en horas incompletas.

Por los minutos que me faltan

rondas tú, inasible, sin sombra,

ignorada por todos los radares,

escondida en las fases de la luna. 


Publicado por: