¿Vivir sin erratas?

Por: Abraham Nahón


En Errata, el examen de una vida,  George Steiner nos conduce a través de este relato autobiográfico que muestra una vida compleja, plena de obsesiones y de pasiones literarias. Desde el título ya evoca una cultura editorial y académica que a través de sus páginas entrecruza la invención, la historia del pensamiento y la interpretación personal del “enjambre de la existencia”. Como gran humanista, Steiner se concentra en la inmensidad del misterio de lo que somos y en los esplendores que en medio de la atrocidad, el dolor y la soledad se rebelan; ante la imposibilidad de definir respuestas precisas, se entusiasma con las preguntas que la “voz humana” reinventa a través del arte y la poesía, las cuales siempre darán “una morada y un nombre”.  


Frente al conservadurismo y el totalitarismo que cada vez más laceran la convivencia humana, Steiner expresa y enfrenta de manera crítica y lúcida temas polémicos como los fanatismos religiosos, la relevante “conducta estoica” del ateísmo y la eutanasia, entre tantos otros. Con este libro, su autor nos revela las dudas y fracturas que enfrentamos en una sociedad contemporánea vacía de experiencia y de sentido. Quizá, entre líneas, Steiner quiere confiarnos que la posibilidad de enfrentar tanta desolación está en tomar el riesgo de vivir, cuestionar y reflexionar, sin temer a los fracasos o gazapos. Finalmente, no hay vida que valga la pena contar, si no revela sus propias erratas.