Sobre la traición en la política

Por: José Luis Valencia
Maestro en Ciencias Sociales, escritor y publicista.

Título del libro: El Rector.
Autor: Roberto Castelán Rueda.
Editorial: Paraíso Perdido.
Año de publicación: 2018.

Roberto Castelán Rueda escribió El Rector, una novela que relata el conflicto universitario, principalmente desde el punto de vista del Rector, un personaje que al llegar al cargo de mayor jerarquía, decide romper y enfrentar al Líder que controla los destinos de la universidad, el personaje que lo eligió y designó por encima (y frente a la oposición) del resto de los miembros de su grupo político.

La historia se cuenta a través de los seis momentos clave del conflicto: la designación de Briseño como rector, su primer informe, la mentada de Emilio a los jaliscienses, el escándalo en el caso de los trasplantes en el Hospital Civil, la destitución de Briseño y su suicidio. Castelán teje la historia a través de estos capítulos, hilando decisiones políticas con emociones, afectos, rencores y complejos de los personajes. Toda acción tiene una causa y esta es una versión novelada de las causas que llevaron a un rector a romper con su líder político y moral.

La novela, que también se lee como una crónica periodística, está libre de la especial forma de redactar de los académicos, cosa que debemos agradecer dado que Roberto Castelán tiene una larga carrera en las ciencias sociales (es licenciado en sociología y doctor en historia). Este es un texto ágil, con ritmo y un gran manejo de las voces que narran la historia porque (sin mencionarlos y sin que pasen desapercibidos) hay constantes cambios de voz: ora el Rector, ora un narrador, ora el Líder, ora testimonios. Esto facilita que la historia muestre sus texturas, sus matices, diferentes visiones y versiones de los hechos.

Hay dos elementos que destacan en la novela: primero, El Rector es un manual que describe cómo funciona un grupo político. En sus párrafos se desarrollan algunos de los principios o reglas que rigen la vida interna de un grupo:

El segundo elemento a destacar de la novela, es la humanización de los personajes y del conflicto que se narra. Castelán presenta al Rector y al Líder fuera del estereotipo de los políticos, es decir, es común pensar, leer y decir que los políticos son seres perversos, la causa de todos los problemas de la sociedad, los enemigos de la humanidad. Son considerados como una especie distinta a la nuestra, cuando en realidad son seres humanos como cualquiera: con filias y fobias, con amores y rencores, demonios, pasiones, aciertos, errores. Quizá la diferencia mayor es que las consecuencias de sus acciones tienen un alcance mayor al del resto.

Castelán escribió un manual sobre la política de facto que, en la novela, permite entender con mayor claridad el contexto en el que se da el rompimiento entre el Rector y el Líder.

Otro momento entrañable, y el que quizá mejor refleja la naturaleza humana, es cuando Castelán nos regala una disertación sobre la traición en la política, que aplica para la traición amorosa, entre amigos, entre familia. La política es el mejor aparador para ver lo peor y lo mejor del ser humano, pero no es el único. Si cambiáramos las palabras “en la política” por “en la vida”, esta reflexión tendría el mismo sentido.

Esto es El Rector, la primera novela de Roberto Castelán. Tienen que leerla.


Publicado por: