Balo Pulido. Pintor impresionista

Conozco el trabajo de Balo casi desde sus inicios como pintor. De esto ya han pasado más de quince años, y en todo ese tiempo Balo no ha dejado de pintar y participar en exposiciones. A través de esa tenaz y disciplinada labor, Balo ha ido adquiriendo oficio, ampliado su temática, pero siempre se conserva fiel a su estilo. Balo es un artista que, a diferencia de muchos otros, utiliza poco los pinceles, y en su lugar maneja con gran pericia la espátula en la que, a base de untar el óleo en pequeñas o grandes superficies, compone sus trabajos.

Ese estilo lo acerca más a la escuela impresionista. Su temática figurativa es también un reflejo de esa corriente en la que destaca el paisaje, y no faltan las escenas con personajes en acción y una marcada preferencia por las máquinas, ya sean de ferrocarril, aviones, motocicletas, etcétera. Es indudable que Balo nos remite, en algunos de sus cuadros, a aquellos cuentos, novelas y comics en el que las ilustraciones jugaban el papel principal, el protagónico. Por esos rumbos transita actualmente la obra de Balo, a la que él le agrega un toque poético y nostálgico.

En sus trabajos más recientes nos sorprende esa marcada inclinación hacia la abstracción. Balo logra un perfecto equilibrio entre lo figurativo que puede ser una caída de agua entre las rocas, a un cuadro meramente abstracto, pero se puede ver desde ambas formas o perspectivas. No dudo que la obra de Balo seguirá evolucionando para bien, pues tiene mucha juventud y un largo camino por recorrer.

Francisco Barreda