La dureza del cordón umbilical

ERNESTO CASTRO

Corrector

 

No hay ninguna duda de que Matthew Weiner sabe crear personajes. Antes de Absolutamente Heather —su primer libro en forma— lo dejó claro en guiones de series de televisión como Los Soprano y Mad Men. Más bien la duda campea en qué debe hacer un escritor para alejarse del formato de un guion y construir con éxito un relato o texto novelesco. Este libro es un intento de ello; el resultado es un ejercicio que queda a la mitad, sin dejar de ser una buena historia con una estructura cómoda que atrapar al lector por su vertiginosa narración. La capacidad del autor para transportarnos a los contextos creados por él es exitosa; pero se extraña un poco el ahondamiento en la psique de sus personajes. Hace pensar en un guion porque los manipula abiertamente y los guía; es un padre que los acapara y no los deja solos, a tal grado que no los escuchamos hablar. Los diálogos son exiguos. Es inevitable traer a esta reseña la figura de Capote y su A sangre fría, donde describe magistralmente el perfil de dos jóvenes antisociales y sus pláticas. Destaca también Absolutamente… como la radiografía de una sociedad estadounidense clasista, donde las familias bien (cualquier cosa que eso signifique) tienen la garantía de que su bienestar siempre estará en peligro mientras haya personas que no encajen en esas características sociales. Esa sinceridad evidente es un punto a favor de Weiner.

MATTHEW WEINER Absolutamente Heather, Seix Barral, 2018.

Encuéntranos

Calle Parque de las Estrellas 2764, Jardines del Bosque, 44520 Guadalajara, Jalisco